Hace poco os contábamos que la papaya es uno de los alimentos más saludables que podemos incluir en nuestro día a día gracias a su gran aporte nutricional y a los muchos beneficios que aporta a nuestro cuerpo.

Ayudar a mejorar la digestión, proveernos de numerosas vitaminas y minerales, reducir la inflamación o proteger la salud de nuestros ojos son solo algunas de las tareas en las que la papaya puede ser nuestro alimento ideal. Pero, por si fueran pocas, hoy queremos contaros algunas más.

  • Apoya la digestión de proteínas.

    Sus altos niveles de fibra la convierten en una de las mejores frutas para ayudar a nuestra digestión, pero también es importante destacar que también tiene la capacidad de mejorar la digestión de proteínas gracias a la papaína, una enzima que facilita su destrucción sin alterar la flora bacteriana que protege nuestros intestinos.

  • Evita la formación de coágulos.

    Los coágulos en la sangre son peligrosos a la hora de mantener una buena circulación y pueden llegar a obstruir nuestras arterias. Tanto es así que en los casos más graves podemos llegar a desarrollar ataques cardíacos e incluso derrames cerebrales.

    La papaya puede ser nuestra gran aliada en la mejora del flujo sanguíneo y la disminución de coagulación gracias a que contiene una sustancia llamada fibrina.

  • Combate el estrés.

    Con tan solo una pequeña porción de papaya al día no solo nos garantizamos una buena salud estomacal sino que también reducimos las probabilidades de padecer estrés, un trastorno tan presente hoy en día en nuestras vidas. La vitamina C que contiene es la encargada de frenar la producción de cortisol y además nos ayuda a incrementar la sensación de bienestar.

  • Es buena para la piel.

    Los compuestos activos que contiene la papaya se han venido utilizando en cosmética para la fabricación de cremas, mascarillas o productos para el cabello gracias a sus múltiples propiedades.

    Esta fruta tropical destaca por su gran contenido de vitamina E, un antioxidante que detiene el daño celular e impide la formación de arrugas prematuras. También podemos aprovecharnos de su beta-caroteno para conseguir una piel más suave, uniforme y sin manchas. Además, tanto la vitamina C como E aumentan la producción de colágeno, tan importante para tener un rostro firme y joven. Por último, sus aceites esenciales retienen nuestra humedad natural y disminuyen los síntomas de problemas como los eccemas o la psoriasis.

En Glamour Fresh siempre queremos daros lo mejor, por eso, solo te ofrecemos productos de calidad premium para que las disfrutes con todo su sabor. Si quieres saber más, síguenos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí.