Nuestra fruta de la pasión es una de las frutas tropicales más reconocidas y ricas del planeta. Además de sus múltiples propiedades, se caracteriza por su extraordinario sabor ácido y su capacidad refrescante.

No solo es una fruta muy usada en gastronomía y bebidas, sino que puedes aprovechar sus semillas, su pulpa e incluso su cáscara, por lo que es verdaderamente útil tenerla en casa. ¿Quieres aprender a sembrar esta increíble planta? Hoy te contamos aquí los pasos que debes seguir.

Pasos para cultivar fruta de la pasión en casa

  • Selecciona las mejores semillas: solo debes conseguir una de nuestras frutas de la pasión en cualquier mercado y extraer las semillas de su interior. Luego, debes frotar la superficie hasta que la sustancia que la recubre se rompa para seguidamente lavarlas con agua y dejarlas secar durante 3 o 4 días a la sombra.

  • Prepara la tierra: si tu idea es sembrar tu planta de fruta de la pasión en una maceta, lo ideal es hacerlo de forma individual. Para preparar la tierra, debemos mezclarla con agua, arena gruesa y compost a partes iguales. Una vez hecho esto la rasparemos con un palo de forma que hagamos surcos de unos 5 cm de grosor que sirvan como drenajes para evitar que nuestras semillas se ahoguen en el agua.

  • Siembra tus semillas: colocamos las semillas dentro de cada surco, con una separación entre ellas de 1 cm aproximadamente. Luego, las protegeremos cubriéndolas con nuestra tierra previamente preparada. Para terminar, debemos regarlas de inmediato de forma que se humedezcan las semillas pero sin empaparlas mucho.

  • Cuida tu planta: para evitar que nuestras plantas puedan enfermas, lo mejor es usar fertilizantes (preferiblemente ecológicos) así como volver a abonar nuestra tierra, ya sea con desechos orgánicos de casa o con abono comercial. Es importante que estén expuestas al sol y que reciban una corriente de aire húmedo lo más constante posible, ya que la tierra debe mantenerse húmeda pero sin quedar encharcada. Para controlar el crecimiento y la extensión de la planta es necesario podarla frecuentemente y también te recomendamos que coloques alguna estructura a la que pueda enredarse.

  • Recoge tus frutos: cuando nuestras frutas de la pasión estén maduras, es decir, cuando adquieran un color amarillo o rojizo, ya están listas para ser retiradas de nuestra planta.

En Glamour Fresh siempre queremos daros lo mejor, por eso, solo te ofrecemos productos de calidad premium para que las disfrutes con todo su sabor. Si quieres saber más, síguenos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí.